Retardante de la acción del fuego

Inflamación y combustión en madera

Las Maderas se clasifican de acuerdo a su reacción ante el fuego dentro de las clase M3, M4, M5, (M0, M1, M2, M3, M4, M5, esta es la clasificación en orden decreciente en cuanto a su grado de combustibilidad de los materiales).

Las reacciones que producen son las siguientes:

La celulosa de la Madera, constituyente de la fibra vegetal, al arder combina con él oxigeno del aire, dejando un pequeño residuo ceniciento, procedente de la lignina y de las sales minerales, cuando él oxigeno es abundante y la temperatura suficiente la destrucción es total, pero si la combustión es incompleta por carencia de esos factores,
la celulosa sufre deshidratación, y la Madera queda convertida en carbón vegetal, carente de resistencia.

Son Maderas MUY inflamables: PINO, ABETO, SAUCE, CHOPO, ALISO, etc. Casi todas ellas Maderas Resinosas

Son Maderas inflamables: HAYA, CAOBA, CASTAÑO, TUYA, etc.

Son Maderas MENOS inflamables: ENCINA, EBANO, BOJ, ALERCE, etc.

 

ARDEN MEJOR:

  • La madera seca que madera húmeda
  • La Madera con corteza y ramaje que la descortezada y cepillada
  • Las piezas de pequeño tamaño que las piezas de gran tamaño
  • Las piezas verticales que las horizontales

Las Maderas secas, se encienden sometidas a una inflamación inicial a la temperatura de 300°C

Las Maderas frondosas duras arden superficialmente, con lentitud y llama corta, en cambio, las maderas frondosas blandas y las resinosas se queman, profundamente con llama larga, estas diferencias se reducen cuando se trata de piezas de poco grosor.

Con el pintado y mejor con la IMPREGNACIÓN de SUSTANCIAS Ignifugas, se reduce considerablemente la inflamabilidad y Combustibilidad de las Maderas.