Retardante de la acción del fuego

Chip On Board

La nueva era de LEDs ha llegado a los mercados.

Se trata de los LED COB o Chip on board, un sistema multi-led muy compacto capaz de dar más de 60.000 horas de luz y consumir entre 5 y 10 veces menos que otras tecnologías.

 

chip-on-board1

Iluminación de interiores

chip-on-board2

Luminaria Pública Urbana

 

chip-on-board3 chip-on-board4

 

A la izquierda imágenes de nuestra plaqueta sólida emisora de luz con tecnología COB (Chip On Board).
Sus medidas: 4 x 4 cms de lado.
Espesor: 1.5 mms.
Consumo ultra bajo, en presentaciones de 10 a 50 watts por plaqueta.
Luminancia unitaria: 147 lúmenes por watt.
Luminancia de la plaqueta de 15w.: aprox. 2.200 lms totales.

La novedad de este sistema reside en que los diodos de LED se sueldan directamente a una placa. De ahí su nombre Chip on board. Este sistema está desbancando poco a poco a los LED SMD. ¿La razón? Sus ventajas son muy superiores.

Tienen más rendimiento lumínico (casi el doble que los SMD), mayor calidad cromática (reproducen los colores fielmente en un 90%) y además irradian mucho menos calor.

Son luces más eficientes, ya que la luz que emite es multidireccional, llegando a alcanzar un ángulo de apertura de hasta 175º.Pero aún hay más: la iluminación generada por estas innovadoras luces es alta y uniforme, sin sombras.

Todos los LEDs actúan en conjunto y de forma simultanea como si se tratase de un panel de luz.

Otra ventaja es que los Chip on board disipan muy bien la energía térmica, reducen la posibilidad de rotura de soldaduras y soportan grandes variaciones de la corriente sin fundirse.

Son luces que funcionan muy bien con un encendido de potencia constante y sin desgaste paulatino de luminosidad y eso las convierte en buenos sistemas para utilizar en organismos públicos, corporaciones, empresas, hoteles, restaurantes y grandes espacios.

 

Tipos de LED en Iluminación

Led Común

Se han utilizado y se utilizan en la mayoría de los electrodomésticos, ya sea como emisor o receptor de infrarrojos o como pilotos luminosos. Actualmente se están utilizando para señalización vial, como semáforos, consiguiendo el tan ansiado ahorro energético en las entidades públicas.

chip-on-board5

 

LED SMD

  • Se trata de un LED encapsulado en una resina semirígida y que se ensambla de manera superficial. Esto le ofrece ciertas características muy interesantes para todo el mundo de la iluminación:
  • Su encapsulado permite una gran superficie semiconductora, lo que proporciona una gran cantidad de luz mejorando la calidad del LED.
  • Una forma de instalación es colocarlos en serie sobre algún circuito impreso (montaje superficial o SMD) para crear una luminaria o bombilla. Aunque se dañe alguno de estos LEDS, cuentan con un dispositivo que los suplen para que los demás sigan funcionando a pleno rendimiento.
  • Permiten una amplia variedad de colores, según el material semiconductor que se utilice en su fabricación. En su modelo RGB, utiliza tres LEDS con los colores primarios, con lo que puede desarrollar hasta 16 millones de colores mediante la mezcla aditiva. El usuario puede seleccionar el color deseado mediante un mando a distancia o controlador, subir o bajar la intensidad de la luz y hacer increíbles efectos luminosos.
  • El índice de reproducción cromática (CRI) es alto, de hasta el 80%. Esto quiere decir que reproduce los colores fielmente.
  • Al no tener filamento, ron resistentes a los golpes y es realmente complicado que se averíen. El tiempo estimado de vida útil de un LED SMD ronda las 50.000 horas, o lo que es lo mismo, casi 6 años funcionando las 24 horas del día.
  • No generan calor
  • Utilizando una óptica adecuada, podemos concentrar mucho la luz del LED o bien expandirla para iluminar más superficie. Cuanto más abramos el haz, menos intensidad de luz tendremos.
  • El nombre del LED SMD suele ir acompañado de las medidas del encapsulado. De esta manera, los que más se han estandarizado (hablamos siempre para iluminación) son el SMD 3528 y el SMD 505 iluminación).
chip-on-board6 chip-on-board7

 

LED COB – El salto cualitativo hacia la última generación en estado sólido

El LED COB corresponde a las siglas “Chip on board” (“chip en la placa”), en el cual se han insertado multitud de LEDs en un mismo encapsulado. Este tipo de LED se está imponiendo poco a poco en el mercado por encima del SMD. El motivo principal es que nos proporciona más rendimiento lumínico: ésto quiere decir que con la misma potencia y tamaño, el LED COB aporta más luz que el SMD. Ésto dota al LED COB de ciertas ventajas:

  • Al proporcionarnos más luz, no necesitamos concentrar tanto el haz de luz para conseguir suficiente intensidad lumínica. De esta manera, hay muchos productos con este tipo de LED que emiten con un ángulo de apertura de hasta 160º.
  • El LED COB tiene un mayor IRC (índice de reproducción cromática) que el SMD, por lo que conseguimos una luz de mayor calidad. En la mayoría de los casos, el IRC es mayor de 90.